domingo, 22 de agosto de 2010

Las "joyas" de la Imprenta

Minerva Adana
La "Adana Agency"  fue fundada en 1922 por Donald Affleck Aspiral, con la intención de fabricar pequeñas máquinas de imprimir para el incipiente mercado americano de  impresores aficionados, así como para cubrir las necesidades de las pequeñas empresas en cuanto a tarjetas y pequeños impresos.
La empresa Adana dejó de fabricar este modelo en 1966, despues de ser absorbida por la Compañía Caslon Limited, y si bien es cierto que sigue fabricandose una máquina similar en Japón, en España es imposible comprarla por cuestiones legales de marca.
La ADANA tamaño cuartilla que tenenemos en el taller fue adquirida a una empresa alemana en el año 2006 y es insustituible para la realización de pequeños trabajos. Este modelo ha sido, sin duda, el más popular y versatil de cuantos fueron construidos por Adana.


Minerva Boston de platina
Esta máquina fue adquirida en el año 1963, junto a un chibalete de letras y otro material tipográfico, a la Fundición Tipográfica José Iranzo de Barcelona por 212€ y con ella inició su andadura Gráficas Marvel, la imprenta que fundó nuestro padre ese mismo año, y a la que esta Imprenta Artesanal debe su nombre y de la que es continuadora.
Este tipo de prensas de platina fueron inventadas por Stephen P. Ruggles en Boston (de ahí su apodo) en 1851, según él, después de que se le apareciera Benjamin Franklin y le dijera como hacerla, lo cierto es que rapidamente se hicieron muy populares y fueron ampliamente copiadas por todos los contructores de máquinas para imprenta americanos y europeos. Los modelos de sobremesa, como este, fueron desarrollados por la compañía americana Golding & Co de Boston  para los impresores aficionados, que como vimos antes surgieron en EE.UU. y Reino Unido a finales del siglo XVII. Su creador Willian H. Golding, fabricó en 1895 una versión de sobremesa de las prensas de pedal que fabricaba para las imprentas comerciales.
La conocida en su tiempo como "prensa de platina de auto entintado" se caracteriza por tener un plato circular donde se distribuye y bate la tinta, un tintero para alimentarla continuamente de tinta y un par de juegos de rodillos de caucho encargados de hacer pasar la tinta del plato al molde con los tipos de metal fuertemente sujetos en la rama colocada en la platina y de estos al papel situado en el tímpano. Aunque su formato es de cuartilla, al carecer el tímpano de obstaculos laterales permite papeles mucho más grandes. Lo de "Minerva" se lo debe al popular modelo inglés construido en 1867 por Henry Smith Cropper, quién en 1891 afirmaba que había vendido 14.000 prensas en toda Europa.


El funcionamiento, como podemos ver en la imagen, es muy simple a la vez que preciso (dado que el tímpano dispone de cuatro tornillos reguladores de la presión). Cuando se tira de la palanca hacia abajo se hace girar el plato y los rodillos suben a su encuentro para renovar la tinta, entonces el papel colocado en el tímpano entra en contacto con los tipos metálicos colocados en la platina, donde previamente habremos colocado la rama con el molde. Al subir la palanca, los rodillos bajan, el tímpano vuelve a su posición inicial y es el momento de sacar el paple impreso e introducir una nueva hoja en blanco.


Minerva Heidelberg de "aspas"
Es sin duda la prensa de platina más precisa y robusta jamás construida. Solo con ver su silueta sabemos que estamos ante una "Original Heidelberg", una máquina de formato folio adquirida en el año 1972 por la nada despreciable cantidad de 600.000 pts. (de las de entonces), ¡una verdadera fortuna! que a la postre convirtió un pequeño taller de pueblo en una moderna imprenta dispuesta a atender los pedidos que la ciudad de Alcalá la Real comenzaba a demandar.
Fue de los últimos modelos de esta minerva tipográfíca, pues dejó de fabricarse en el año 1985, cuando esto ocurrió habían salido de la factoria Heidelberg 165.000 máquinas como esta, que con el paso del tiempo no ha perdido la más mínima fiabilidad y precisión y solo las manchas de tinta denotan el buen servicio que prestó al taller tipográfico y la infatigable ayuda que a partir de ahora nos tendrá que prestar.


Esta "Minerva de aspas" surgió de la incorporación, a la estructura tradicional de las minervas, de un mecanismo giratorio, similar a un molino, con dos pinzas o "aspas" en linea recta.
El funcionamiento es maravillos y muy rítmico, cuando la pinza coge de la mesa izquierda una hoja de papel en blanco, la otra pinza deja en la mesa de la derecha uno ya impreso mientras, los rodillos suben para entintarse y así poder nuevamente manchar los tipos de metal. El movimiento del tímpano contra la platina es igual al que vimos en la otra minerva, colocandose igualmente en la platina la rama con el molde.
Lo cierto es que sin esta máquina el taller no estaria en disposición de afrontar el reto tipográfico de nuestra Imprenta Artesanal, dada la calidad, su suave operatividad y sobre todo su fiabilidad. En la actualidad la mayoría de estas máquinas estan acabando en museos o como torqueladoras y estampadaras en seco en los pocos talleres que aun las conservan.

3 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Se me ha salido una lagrimilla al leer sobre la Minerva. A los 16 años, fui aprendiz de imprenta en Alicante, y teníamos un ejemplar de esta Heidelberg para trabajos "menores" (no muy menores, ya que, a pesar de la edad del aparato, funcionaba y funciona como el primer día).

    Han pasado casi 10 años, pero recuerdo lo que me costó aprender a utilizarla, ya que requiere una alta precisión y práctica para manejarla. A pesar de su aspecto brusco y temerario (mi jefe conoce a alguien que perdió el brazo con una Minerva), es una máquina muy delicada y que requiere una gran sensibilidad y mimo para su manejo.

    Recuerdo todo el proceso como si fuese ayer. Tenía que armar el cuadro con los cíceros y afinar el molde sobre un original de papel para cuadrar la impresión en el lugar correspondiente, usando cíceros de diferentes grosores y tamaños. Y usar no sólo moldes de caucho, sino numeradores y troquelados. A continuación, cargaba el papel y, según su grosor y medida, tenía que ajustar los aspiradores y el aireado de la parte superior de la carga de papel para encontrar el perfecto equilibrio entre ambos, para que sólo cogiese una unidad, pero era extremadamente complicado, ya que tenía que vigilar las impresiones para asegurarme de que no cogía dobles (o triples, o cuádruples, he visto de todo).

    Antes de eso, tenía que echar, con una paleta, un poco de tinta en el rodillo trasero y mojar el rodillo de caucho, que, a su vez, traspasaría la mezcla de tinta y agua al rodillo principal, que es el que entinta el molde. La medida de agua y tinta, también estaba muy calculada.

    Por último, con el tornillo de la izquierda, tenía que controlar con precisión la presión del molde. Este era un caso aún más delicado si tenía que troquelar, para evitar que perforase el papel totalmente antes de dejarlo en la bandeja final.

    Es una máquina que, una vez que se ajusta todo correctamente, funciona como un reloj: tiene un sonido muy constante. En el momento en el que el sonido de la impresión variaba un ápice, es que algo estaba saliendo mal, y ahí es donde tenía que tener suficientes reflejos para detectar el fallo y pararla con la palanca de seguridad.

    Aprendí mucho utilizando esta máquina, y todo gracias a Teo, mi jefe, que es el que me enseñó todo lo poco que sé sobre el apasionante mundo de la imprenta.

    Una gozada tener una Minerva : )

    ResponderEliminar
  2. Bueno, soy sincero si digo que no conozco esta maquina aunque tengo una imprenta
    Tambien dire que tengo una BOston maquina que la tengo a la venta si estuviera interesado en su compra se pueden pone en contacto por telfono al numero 615 959828
    Y al correo grafdelarosa@gmail.com de todas formas si estuvieran interesados en civaletes tambien tengo. Saludos de la ROsa

    ResponderEliminar
  3. hola quiero vender un maquina diamon tamaño 1\8 manual y pedal y tienes como 70 o 8o años de antigüedad en muy buen estado
    por favor comunicar al numero 956127256
    saludos José Quezada

    ResponderEliminar